Embarazo y Parto

Estreñimiento durante el embarazo

Salud

 

El estreñimiento es un problema común que se da en el embarazo. Para combatir este trastorno y favorecer el tránsito intestinal tendrás que optar por mejorar tus hábitos alimenticios.

Durante el embarazo se incrementan los niveles de las hormonas estrógeno y progesterona, provocando que los músculos intestinales funcionen más lento y generando constipación. Ésta se caracteriza por la reducción de la frecuencia, número y consistencia de las deposiciones.

El estreñimiento es una de las situaciones más incómodas que pueden sentir las mujeres durante el embarazo. Lamentablemente, este trastorno irá progresando a medida que avanzan los meses de gestación, debido a la presión que ejerce el bebé sobre el estómago y los intestinos.

Síntomas del estreñimiento:

  • Dificultad frecuente para defecar
  • Dolor de cabeza
  • Pesadez en el estómago
  • Flatulencias, gases
  • Fuertes dolores al evacuar
  • Hemorroides (incluso con un leve sangrado)
  •  

    Consejos para combatir el estreñimiento:

  • Come alimentos con alto contenido de fibras, como cereal, pan de trigo integral y arroz. Debes evitar el pan y arroz blanco.
  • Consume frutas y verduras, come mangos, naranjas, papayas, ciruelas, kiwis y duraznos. Sustituye los jugos por fruta entera, ya que el jugo contiene menos fibra.
  • No olvides hacer ejercicios con regularidad. Las caminatas, la bicicleta fija, la natación y el yoga te pueden ayudar a aliviar el estreñimiento.
  • Es recomendable beber abundante cantidad de agua. Si no te gusta el agua pura, puedes beber leche, infusiones y jugos naturales, especialmente si es de ciruela. Consume moderadamente estos últimos, ya que debes tener en cuenta que tomar gran cantidad de jugo podrá provocar un aumento de peso, por lo que evita agregar azúcar.
  • Presta atención a tu cuerpo, si tienes ganas de ir al baño no lo dejes para después.
  •  

    ¿Me puede causar problemas el estreñimiento?

    Generalmente este trastorno no causa problemas, pero en algunas ocasiones las embarazadas tienen un estreñimiento intenso acompañado de fuertes dolores abdominales, que se alternan con diarrea, en estos casos es recomendable acudir de inmediato al médico.

    Además, tienes que tener cuidado al defecar. Si haces mucha fuerza al evacuar o eliminas heces duras, te pueden salir hemorroides, que son venas que se inflaman en la zona rectal y pueden ser muy dolorosas.

    Según especialistas, las hemorroides son consecuencias del embarazo, pero a pesar de ser incómodas no causan complicaciones durante la gestación y desaparecen generalmente al poco tiempo de que el bebé nazca.

     

    Cualquier duda por favor consulta con tu médico.